Opus Dei. Boletín RomanaBoletín de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei

english
| español | français | italiano    
Si desea leer la versión completa de Romana,    
puede suscribirse a la edición en papel    
EditorialSanta SedePreladoSobre el fundador del Opus DeiBeato ÁlvaroNoticiasIniciativasIn PaceEstudio
Inicio - Mapa del web | Suscripciones - Búsqueda Servicio de noticias


59 • Julio - Diciembre 2014 • Pág. 286
 
 
 
 •  Del Prelado
 

Viajes pastorales

En este semestre, el prelado del Opus Dei ha realizado viajes pastorales a Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Venezuela y Rusia.

Guatemala, del 18 al 22 de julio

Mons. Echevarría llegó a Ciudad de Guatemala el viernes 18 de julio. Al día siguiente recorrió las nuevas instalaciones del Centro Educativo Técnico Laboral Kinal, que acoge anualmente en sus aulas a más de 2000 alumnos de escasos recursos económicos.

El domingo 20 se reunió con más de diez mil personas —fieles de la Prelatura, amigos y familias— en el Estadio Cementos Progreso. El lunes 21, bendijo los edificios del nuevo Campus de la Universidad del Istmo. Aludiendo al lema de la Universidad —saber para servir— recordó el afán de san Josemaría por servir a todos: «No hay clasismo ninguno en la vida cristiana, todos somos igualmente hijas e hijos de Dios, que hablamos la misma lengua; no hay diferencia, aunque en la vida cotidiana notemos que hay tantas diferencias de idiomas. Sin embargo, la única lengua es la comunicación de la caridad propia de las hijas y de los hijos de Dios». A la bendición siguió un encuentro con directivos, profesores, alumnos y personal de la universidad, al que asistieron unas 3000 personas.

El día 22, Mons. Echevarría fue recibido por el arzobispo de Guatemala, Mons. Óscar Julio Vian, y acudió a la catedral metropolitana para rezar por el país y por las necesidades de la Iglesia. Durante su viaje, el prelado también se entrevistó con Mons. Víctor Hugo Palma, obispo de Escuintla, y Mons. Gonzalo de Villa, obispo de Sololá-Chimaltenango. Además, se reunió con 150 sacerdotes diocesanos y seminaristas, a quienes animó a ser verdaderos pastores de almas y a sacrificarse por transmitir la luz de Cristo presente en sus corazones.

Honduras, del 23 y 24 de julio

El miércoles 23 de julio el prelado del Opus Dei viajó a la ciudad de San Pedro Sula (Honduras), donde la labor apostólica del Opus Dei comenzó establemente en el año 2007. Unas 900 personas participaron en el encuentro de catequesis con Mons. Echevarría, que fue recibido por el alcalde de la ciudad, Armando Calidonio.

El 24 de julio, en Tegucigalpa, visitó la basílica de Nuestra Señora de Suyapa, patrona de Honduras, donde dejó en manos de la Virgen su agradecimiento por el viaje y su oración por el país. A continuación, se reunió con unas cuatro mil personas en el Centro Escolar Antares y tuvo un cordial y fraterno encuentro con Mons. Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, cardenal arzobispo de Tegucigalpa.

El Salvador, del 25 al 27 de julio

El prelado del Opus Dei arribó a San Salvador el 25 de julio y, ese mismo día, acudió al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe para pedir por todos los salvadoreños. El día 26, en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones, tuvo un encuentro con fieles de la Prelatura y amigos, en la que participaron alrededor de ocho mil personas. Insistió en la centralidad de la caridad fraterna: «Quereos mucho entre vosotros, hay que evitar que haya divisiones, separaciones; hay que evitar que no nos tratemos como lo que somos: hermanos en Jesucristo».

El domingo 27, en el popular barrio de Soyapango, estuvo en el Centro de Capacitación Profesional para la Mujer Siramá, institución que desde 1970 trabaja por el desarrollo de la mujer salvadoreña. También visitó al arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas y acudió a la catedral metropolitana para recogerse en oración ante la tumba de Mons. Óscar Arnulfo Romero, pidiendo especialmente por la paz en el país. El viaje pastoral concluyó el lunes 28 de julio.

Nicaragua, del 28 al 30 de julio

Durante su estancia en Nica­ragua, el prelado se reunió en distintos momentos con fieles de la Prelatura, cooperadores, amigos y otras personas interesadas en conocer el mensaje del Opus Dei. El día 28 estuvo con universitarios, jóvenes estudiantes y con voluntarios españoles e italianos que, durante esos días, desarrollaban distintas labores sociales en el país. El 29 habló a un numeroso grupo de personas en el centro de convenciones del Hotel Crowne Plaza de Managua. Recordó a los presentes la oración de san Josemaría por los países centroamericanos, así como su aprecio por algunas devociones populares arraigadas en la región. Después recibió a un grupo de sacerdotes y seminaristas. En la misma jornada pudo saludar al Card. Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, y al arzobispo emérito, el cardenal Miguel Obando y Bravo.

El día 30, Mons. Echevarría visitó las instalaciones del Centro Social Vega Baja, situado a unos 45 kilómetros de Managua. Vega Baja es una iniciativa orientada a la formación de la mujer en el municipio de Diriamba. Promueve la educación técnica en cocina y hotelería gracias a donaciones conseguidas en el país y ayudas internacionales.

La labor apostólica del Opus Dei en Nicaragua empezó en 1992, poco después de la beatificación de san Josemaría. Mons. Echevarría realizó su primer viaje a este país en el año 2000.

Costa Rica, del 30 de julio al 3 de agosto

El 30 de julio, un entusiasta grupo de familias dio la bienvenida al prelado del Opus Dei en el Centro Universitario Miravalles, la residencia de estudiantes en la que se alojó durante su estancia en Costa Rica. Al día siguiente, pudo acudir con Mons. José Francisco Ulloa, obispo de Cartago, a rezar a la basílica de la Virgen de los Ángeles —conocida popularmente como la Negrita—, cuya fiesta se celebraba dos días después. En esa visita, el prelado saludó a Mons. Óscar Fernández, obispo de la diócesis de Puntarenas. De vuelta a San José, quiso detenerse en un cementerio donde están enterrados varios fieles del Opus Dei, para rezar un responso. Seguidamente visitó los colegios Yorkín e Iribó y el preescolar Los Olmos, iniciativas promovidas por padres de familia, muchos de ellos fieles de la Prelatura.

Por la tarde fue recibido por Mons. José Rafael Quirós, arzobispo de San José, a quien acompañaban varios sacerdotes de la arquidiócesis. También tuvo una reunión con sacerdotes y varios encuentros con fieles de la Prelatura y con gente joven. «Si el Señor quiere apoyarse en nosotros para recristianizar la sociedad, retirarse por miedo o comodidad sería como responderle: no cuentes conmigo», dijo el prelado en el curso de uno de esos encuentros. Después añadió: «san Josemaría, con una expresión fuerte para animarnos a usar nuestros talentos, decía que el infierno está lleno de pecados de omisión. Además, como sabéis, deseaba que todos los católicos conocieran sus deberes y derechos cívicos, y que esa parte de la doctrina social de la Iglesia se aprendiese desde la niñez en el catecismo».

El 1 de agosto conoció el Proyecto Educativo Surí, un colegio ubicado en Pavas. Su actividad se centra en la promoción de la mujer, por medio de su formación humana, cultural, profesional y social. En el Centro de Eventos Pedregal, en San Antonio de Belén, varios miles de personas asistieron al encuentro con las familias. Mons. Echevarría les dijo, entre otras cosas, que el Opus Dei «nació entre los pobres y enfermos y llega a todos los rincones del mundo; no sólo a nuestros pueblos pobres, sino también a Nueva York y Londres, por ejemplo, pues en todos lados hay personas que necesitan de Dios. Hay muchos en el Opus Dei que no tienen recursos y aun así lo dan todo, que es su propia vida».

Panamá, del 3 al 6 de agosto

En el primer viaje que realizó a Panamá (año 2000), el prelado bendijo el terreno previsto para la casa de retiros y convivencias Cerro Azul y el Centro de Capacitación Tagua. Gracias a Dios, hoy ambas iniciativas son una realidad. En el Centro de Capacitación Tagua, Mons. Echevarría pudo ver el trabajo que realizan instructoras y alumnas, y las animó a seguir colaborando con el país en la dignificación de la mujer, de las familias y de la sociedad. En Cerro Azul dedicó el altar del oratorio.

Asimismo, se entrevistó con el nuncio apostólico, Mons. Andrés Carrascosa, en la sede de la nunciatura y fue recibido por Mons. José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá y presidente de la Conferencia Episcopal. Juntos acudieron a la catedral para rezar ante la imagen de Nuestra Señora de La Antigua.

Mons. Echevarría mantuvo, además, un encuentro con unas 2000 personas en el Teatro Anayansi del Centro de Convenciones Atlapa. «He tenido oportunidad de ver un mapa de vuestro país, con un rótulo que dice: Panamá, unimos el mundo —dijo el prelado— y me ha servido mucho para pensar en la misión que tenemos los cristianos de ser mujeres y hombres de unidad. Pues, que os queráis mucho aquí en Panamá, que os respetéis, que tengáis interés por ayudar a todas las personas. No os limitéis solamente al entorno en el que os encontráis: acoged a otras personas que quieran servirse de la amistad que vosotros les brindáis […] De esa manera, cuántas desgracias, cuántas diferencias, cuántas discriminaciones desaparecerán».

El 5 de agosto, el prelado saludó al presidente de la nación, Juan Carlos Varela, y recibió a varias familias panameñas.

Venezuela, del 6 al 8 de agosto

El prelado llegó a Caracas el sábado 6 de agosto. Ese mismo día acogió la invitación de bienvenida del arzobispo cardenal Jorge Urosa Savino. Coincidiendo con un nuevo aniversario de la ordenación sacerdotal del prelado, el día 7 Mons. Echevarría bendijo una estatua del fundador del Opus Dei que había querido entregar como regalo a la parroquia de la Sagrada Familia de Nazaret y San Josemaría Escrivá de Balaguer.

Durante su visita apostólica al país tuvo también oportunidad de reunirse con los fieles de la Prelatura y algunas otras personas, que quisieron manifestarle su agradecimiento por el viaje. En esos encuentros, Mons. Echevarría les animó a ser personas de perdón, portadores de esperanza, porque «del brazo de Dios, de la mano de Dios, se logran superar todos los imposibles». También habló sobre la familia y sobre la importancia de la formación de los hijos, al mismo tiempo que pidió oraciones por el Sínodo de los obispos que se iba a celebrar en octubre. Aprovechó su estancia en el país para animar a todos a acercar a muchas personas a Dios y a la Iglesia.

Rusia, del 3 al 6 de noviembre

Mons. Javier Echevarría llegó a Moscú el lunes 3 de noviembre. El día 4 se reunió con un grupo de más de 200 personas en el teatro de la Casa de la Cultura de la compañía ferroviaria. En ese encuentro, como en otros que mantuvo con familias y jóvenes universitarios, animó a los asistentes a rezar por el Papa, por la Iglesia y por todos los ciudadanos del país: «Llenemos las calles de Moscú y de las ciudades en donde estemos de petición de los unos por los otros, para que los demás sean parte de nuestra vida», alentó.

En la catedral de la Inmaculada Concepción de María, concelebró con Mons. Paolo Pezzi, arzobispo de Moscú, la Misa en acción de gracias por la beatificación de Álvaro del Portillo, el primer sucesor de san Josemaría al frente del Opus Dei.

Durante su viaje, también visitó la iglesia donde se venera el icono de la Virgen de Kazán, en la Plaza Roja. Allí, junto con algunos fieles de la Obra, rezó por Rusia y por las necesidades de la Iglesia.

El miércoles 5 de noviembre, Mons. Echevarría mantuvo un coloquio con el nuncio apostólico en Rusia, el arzobispo Ivan Yurkavich. El viaje pastoral concluyó el día 6 de noviembre.


Herramientas
 Archivo
Versión para imprimir 
Descargar a Palm 
Enviar a un amigo 
Enlaces útiles
Santa Sede
Opus Dei
Escritos del Fundador del Opus Dei
San Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei
 
 
 
Romana - Boletín de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei
Redacción: V.le Bruno Buozzi 73 - 00197 Roma | redazione@romana.org
Administración:es@romana.org
© es.romana.org · Aviso legal · Política de privacidad y cookies