envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Milne Bay, Papua Nueva Guinea. Restaurar un centro pastoral

Un grupo de veinte estudiantes de Australia y Nueva Zelanda asistieron en enero a un campo de trabajo en Milne Bay, Papua Nueva Guinea. El país fue azotado por desastres naturales el año pasado y necesitaba mucha ayuda exterior. Los estudiantes fueron invitados por el Obispo de Milne Bay para restaurar un centro pastoral situado en la capital de la provincia. Los trabajos consistieron en cimentar con hormigón los suelos de varias casas, pintar aulas y poner pantallas para protegerse de los mosquitos y así prevenir la malaria.

El centro tiene un particular interés para la Diócesis pues allí se forman los catequistas. Los sacerdotes solamente pueden atender las parroquias una vez al mes y la labor de los catequistas es muy importante.

La población local trató muy bien a los voluntarios, trabajando con ellos e invitándoles a conocer la zona: la provincia está formada por cientos de islas. El campo de trabajo fue de gran provecho para los asistentes.

Romana, Nº 28, Enero-Junio 1999, p. 135.