envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Tallin, Estonia. Alfa Klubi

En su segundo año de funcionamiento el Alfa Klubi de la capital de Estonia cuenta ya con cuarenta socios activos. En sus actividades regulares y extraordinarias han participado casi un centenar de chicos de entre diez y dieciséis años de edad.

El pluralismo es una característica primaria de esta iniciativa orientada a la formación de chicos jóvenes. A los programas que ofrece el club acuden indistintamente estudiantes estonios, rusos, ucranianos y letones, a pesar de que en Tallin, donde solamente la mitad de la población tiene ciudadanía estonia, no es habitual que participen en actividades conjuntas jóvenes de distintos grupos lingüísticos y étnicos. Los padres de Alfa Klubi consideran muy positivo que sus hijos puedan convivir amistosamente con muchachos de distintas etnias.

Las actividades regulares del club son informática y enseñanza de idiomas. Los fines de semana tienen lugar los entrenamientos de fútbol, habitualmente bajo techo, dadas las condiciones climáticas y la escasa luminosidad en los meses invernales. Asimismo cada socio tiene un tutor con quien desarrolla un plan sistemático de asesoramiento académico y crecimiento personal.

Gracias a la generosa participación de algunos padres, se ha podido organizar también un campamento de esquí de fondo en las pistas de Mõedaku, centro invernal cercano a la ciudad de Rakvere, y se ha preparado un proyecto para la integración de minorías étnicas.

El verano pasado, los socios participaron junto al club Kuunarikerho de Helsinki en un campamento ecológico. La cita en la ciudad de Vitasaari, a sólo 200 kilómetros del círculo polar, permitió a los colegiales de Estonia apreciar la belleza natural de Finlandia y realizar excursiones guiadas a los parques nacionales de los alrededores. Al mismo tiempo, se desarrolló un plan de formación en las virtudes humanas.

Romana, Nº 29, Julio-Diciembre 1999, p. 280.