envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Santa Teresa, Australia. Campo de trabajo en Northern Territory.

Estudiantes de Australia y Nueva Zelanda y familias aborígenes australianas saludaron juntos el nuevo milenio en Santa Teresa, un poblado fundado en 1929 que originalmente fue una misión en la frontera del desierto Simpson. Actualmente, el poblado está habitado por 600 personas.

La presencia del grupo de gente joven fue muy bien recibida. El proyecto consistió en pintar y hacer algunos arreglos en la escuela local, reparar varios edificios y construir una zona de recreo para los niños. A esto se sumaron agradables imprevistos: por ejemplo, ayudar al carpintero a acondicionar una casa vieja para acoger una nueva familia, o echar una mano para reunir el ganado.

La Misa diaria, el rezo del santo Rosario y las charlas sobre doctrina cristiana ayudaron a los estudiantes, a lo largo del mes de vacaciones que emplearon en esta actividad, a crecer en la vida de piedad y en el servicio a los demás. Al final del campo de trabajo, la opinión unánime de los jóvenes fue que el beneficio mayor de aquellas semanas de relación con las familias aborígenes lo habían cosechado ellos mismos.

Romana, Nº 30, Enero-Junio 2000, pag. 98.