envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Participación en el Jubileo de los profesores universitarios


Entre el 3 y el 10 de septiembre tuvo lugar en Roma el Encuentro Mundial de Profesores Universitarios, convocado bajo el lema “La universidad por un nuevo humanismo”. El programa del encuentro comprendió 59 congresos internacionales que se desarrollaron principalmente en Italia, Tierra Santa y Líbano, y concluyó en Roma el 10 de septiembre con una solemne concelebración eucarística presidida por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.

Obispos de diversos países dirigieron sesiones de catequesis sobre los temas de los congresos. El Prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, fue invitado a la catequesis del día 7, en el marco del congreso sobre “La atención del enfermo en la sociedad tecnológica” (“The Humanization of Care in the Age of Advanced Technology”) organizado por el Libero Istituto Campus Bio-Medico de Roma, junto con otras universidades europeas.

En su intervención, Mons. Echevarría se refirió a la labor del profesor universitario como continuo servicio a la verdad y a la persona. “La universidad nació del corazón de la tradición cristiana (...) para favorecer la búsqueda de la verdad”, apuntó el Prelado del Opus Dei, y sus frutos “han forjado nuestra civilización, con sus luces y sombras”. Resaltó el papel crucial de los profesores en la formación de las jóvenes generaciones, y les animó a no ser meros “dispensadores de conocimientos, sino auténticos maestros”. El maestro “no sólo transmite el saber —señaló el Prelado—, sino que plasma personalidades maduras, las guía hacia la verdad plena, las lleva hasta el umbral del misterio de Cristo, ante el que cada uno decide con su propia libertad” [1].

[1] Cfr. intervención completa en la p. 245.

Romana, Nº 31, Julio-Diciembre 2000, pag. 227-228.