envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Iglesia rectoral en Guayaquil, Ecuador

El martes 2 de octubre de 2001, fiesta de los Santos Ángeles Custodios y aniversario de la fundación del Opus Dei, el Arzobispo de Guayaquil, Mons. Juan Larrea Holguín, consagró el altar y bendijo la nueva Iglesia rectoral que se dedicará al Beato Josemaría Escrivá de Balaguer. La iglesia, situada en una zona residencial guayaquileña de amplio desarrollo urbano en los últimos años, ha sido costeada íntegramente con donativos.

“Muy contento estará en el Cielo el Bienaventurado Josemaría –dijo Monseñor Larrea en la homilía de la Santa Misa, ante más de seiscientas personas– presenciando cómo en este lugar, desde ahora santo, se honra a Dios, se ama a la Santísima Virgen, a San José y todos los Ángeles y Santos. En este día de los Santos Ángeles Custodios, pedimos a los espíritus que sirven constantemente al Señor que guarden este templo y el más precioso tesoro de la Iglesia, que es la presencia sacramental de Jesucristo en nuestros sagrarios. Que intercedan y guarden a todos los presentes y sus familias, a quienes han trabajado en la edificación y ornamento de este lugar de oración y a todos los que generosamente han proporcionado los medios necesarios”.

“Especial mención debo hacer –añadió Monseñor Larrea– del actual Prelado del Opus Dei, Monseñor Javier Echevarría Rodríguez, quien nos ha enviado la reliquia ex ossibus del Bienaventurado Josemaría, que se venerará en el altar del Santísimo, junto con una reliquia de la Santa Cruz de nuestro Redentor”.

Romana, Nº 33, Julio-Diciembre 2001, p. 210-211.