envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Pamplona (España) UAS: 11 años con una sonrisa en la cara


La asociación Universitarios por la Ayuda Social se dedica a la atención de enfermos, minusválidos y personas mayores, y de sus familias. Con motivo del comienzo del nuevo curso académico, acaba de lanzar una nueva campaña de adhesiones.

Nacida en 1990, como fruto de la inquietud de varios alumnos de la Universidad de Navarra, Universitarios por la Ayuda Social comenzó su andadura acompañando a personas solas o minusválidas y distribuyendo alimentos a familias necesitadas o víctimas de la marginación social.

Aquella inicial dedicación cristalizó en el Área de Familias, una de las líneas de acción de UAS. Tiempo después, la detección de otras necesidades llevó a la asociación a crear el Área de Apoyo Escolar, centrada en el estímulo para superar dificultades tanto en educación primaria como en secundaria. Conforme aumentaba el número de voluntarios, se crearon nuevas áreas hasta completar el abanico de necesidades que UAS cubre actualmente: el Área de Enfermos, que se ocupa de acompañar y entretener a niños convalecientes y de velar por sus familias; el Área de Mayores, que propone actividades y juegos para ancianos, enfermos y, en general, internos de residencias; y el Área de Minusvalías, que se hace cargo de disminuidos físicos y psíquicos de todas las edades durante los ratos de ocio en sus talleres o en excursiones.

Teresa Martín Aguado, coordinadora general, asegura que no es necesaria una cualificación específica para trabajar en UAS. “Sólo se requiere una buena disposición, pensar en ellos y un verdadero compromiso, porque nos esperan. Se trata de llevar una sonrisa en la cara”, dijo. El tiempo de dedicación es de dos horas a la semana, aunque se trabaja según la disponibilidad de cada voluntario.

Romana, Nº 33, Julio-Diciembre 2001, p. 224-225.