envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Diriamba, Nicaragua. Campo de trabajo en Centroamérica

Diez estudiantes de Netherhall House viajaron a Nicaragua para participar, con voluntarios de otros grupos procedentes de Italia, España, Alemania y Costa Rica, en un proyecto de una ONG local que promueve la difusión de técnicas agrícolas eficientes y el desarrollo de la mujer rural. Un generoso benefactor de Los Guerreros, un pueblo cercano a la ciudad de Diriamba, a unas treinta millas al sur de Managua, ha donado unas tierras a la ONG. Si la campaña de fund-raising da buenos resultados, la ONG se propone construir en ese terreno unos edificios para sus actividades.

El proyecto, que ha ido dando pequeños pasos a lo largo de los últimos años, ha comenzado ya a tener sus frutos. Dirigidos por ingenieros y trabajadores del país, las inexpertas manos de los estudiantes universitarios han levantado escuelas y otros locales, y han cavado un pozo y numerosas letrinas.

Cuando en Netherhall House se habló de este proyecto, los residentes se entusiasmaron. La colaboración británica comprendía dos aspectos: la asistencia médica y el trabajo manual. Kevin, un competente dentista, con Ed y Robert, sus asistentes, estudiantes de medicina, iban todas las mañanas a un hospital de Diriamba en el que ofrecían tratamiento dental gratuito. El hospital, aunque está bien construido, tiene un equipamiento escaso. Sin embargo, con material traído desde Inglaterra, y con algunos aparatos prestados por otro hospital, fue posible atender en dos semanas a unos ciento cincuenta pacientes. Otros se encargaron de techar y pintar un local comunal de Los Guerreros. También se recabaron fondos para la construcción de un tobogán para los niños.

Los participantes en el work-camp han hecho el propósito de volver el año que viene.

Romana, Nº 35, Julio-Diciembre 2002, p. 359.