envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Panamá. El comienzo de Tagua

Todas las semanas, las participantes han de superar no pocas dificultades para asistir a las clases. Las alumnas, además de aplicar a sus mismos hogares lo que aprenden, tienen la oportunidad de vender sus propios productos, obteniendo así una fuente más de ingresos para la familia.

Junto a estos cursos, en Tagua comenzaron unas charlas de Pedagogía Familiar y Virtudes Humanas, acogidas con el mismo interés que las clases profesionales. En cierto momento, las asistentes manifestaron también el deseo de recibir formación cristiana.

En mayo de 2004, se concluirá la primera fase de la escuela de hostelería. Con la nueva sede se podrá llegar a más personas del área y ampliar la oferta de cursos, para contribuir cada vez más eficazmente a la promoción de la mujer panameña.

Romana, Nº 37, Julio-Diciembre 2003, pag. 83.