envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Colonia, Alemania. La dignidad humana a debate

“¿Cuánto valgo? ¿A qué precio me vendería?” Con estas preguntas inauguraba la doctora Barbara Dohr el Frühjahrsseminar de la Residencia Internacional Müngersdorf, que tuvo lugar en Colonia del 7 al 9 de mayo.

La doctora Dohr, médico y especialista en Logoterapia, ofreció en su intervención elementos para una reflexión sobre el valor de cada persona a nivel existencial. Las cerca de 40 estudiantes que le escuchaban, venidas de toda Alemania, participaron activamente en la discusión que siguió a la conferencia.

Por su parte, el profesor Albert Zimmermann, filósofo y miembro honorífico del Patronato de Müngersdorf ayudó a sus jóvenes oyentes a fundamentar de modo racional y coherente el discurso teórico sobre la dignidad de la persona.

La doctora Ana Otte, médico, profesora del Instituto Juan Pablo II en Valencia y autora de varias publicaciones sobre cuestiones de ética y sexualidad humana, abordó el tema del Seminario en el contexto de las relaciones humanas.

También la muerte forma parte de una vida digna, sostuvo la doctora Ingeborg Jonen-Thielemann en su conferencia, ilustrada con diapositivas. La doctora Jonen-Thielemann es fundadora de la primera Unidad de Cuidados paliativos de la Clínica universitaria de Colonia, que ahora tiene su sede en el Mildred-Scheel-Haus.

La imagen de la persona en la publicidad fue objeto de un crítico análisis realizado por las estudiantes bajo la dirección de la periodista María Lozano en una sesión de trabajo. Las reflexiones sobre la dignidad de la persona no dejaron de lado la consideración de que la filiación divina es su fundamento último.

La mesa redonda prevista como conclusión del Seminario corrió a cargo de varias estudiantes. Annika transmitió sus vivencias en una promoción rural en Perú; Julia contó las suyas en una residencia de ancianos de la antigua República democrática alemana; Christine, por su parte, contó sus experiencias como profesora de inglés para emigrantes en Westerwald.

El lema del seminario “A ti también te afecta”, dejaba claro que la dignidad humana no es sólo un principio que hay que defender, sino un objetivo que exige de cada uno una actitud positiva que le implique personalmente.

Romana, Nº 38, Enero-Junio 2004, pag. 89-90.