envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Inauguración en Lucca (Italia) de una calle dedicada a San Josemaría

El 6 de octubre se inauguró la primera calle dedicada a San Josemaría en Toscana. La calle, transitable a pie y en bicicleta, ha recibido el nombre de Cammino di San Josemaría Escrivá. Atraviesa la fortificación de San Colombano, supera con dos pequeños puentes sendos cursos del agua, entra en el Castillo (cuya reciente restauración ha incluido la limpieza de los adoquines de la calle, del siglo XVI), llega al Slargo degli Armieri y con una segunda galería desemboca en la ciudad en la Via della Rosa, frente a la casa donde vivió y murió Santa Gemma Galgani y muy cerca del ábside de la Catedral de San Martino. El recorrido es de aproximadamente 300 metros.

El 5 de octubre, en el Centro Agorà, puesto a disposición por el Ayuntamiento, tuvo lugar un encuentro informativo sobre San Josemaría. La sesión incluyó algunos testimonios y la proyección de una tertulia del fundador del Opus Dei filmada en el año 1974. Los participantes en el acto fueron unas 150 personas.

El acto de inauguración se celebró en la misma calle, donde, sobre una columna, se ha instalado una placa con la siguiente inscripción:

San Josemaría Escrivá ha abierto un nuevo camino de santificación en la Iglesia Católica, recordando que todos los hombres pueden alcanzar la santidad si cumplen su trabajo y sus empeños diarios con espíritu cristiano.

Fue beatificado en 1992 y canonizado el 6 de octubre de 2002, por Juan Pablo II.
San Josemaría paseó por estos muros el 11 de julio de 1956.

Antes de descubrir la placa, el alcalde de Lucca, Pietro Fazzi, explicó que el Ayuntamiento ha querido esta dedicación, en un lugar muy frecuentado por trabajadores y turistas, por el alto nivel del mensaje del nuevo santo, al que la ciudad es particularmente sensible. También dirigió unas palabras a los presentes Cosimo Di Fazio, director de la Accademia dei Ponti, Centro del Opus Dei de Florencia, quien puso de relieve los hitos principales de la presencia de San Josemaría en Toscana.

Romana, Nº 39, Julio-Diciembre 2004, p. 238-239.