envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

París (Francia) Conferencia en el Centro Cultural Garnelles

El jueves 27 de octubre el Cardenal Jean-Louis Tauran, Archivista y Bibliotecario de la Santa Iglesia Católica, pronunció en Garnelles una conferencia en la que trató de dar respuesta a una difícil pregunta “¿La Santa Sede tiene un poder político?”.

Ante un centenar de personas, jóvenes en su mayoría, el Card. Tauran, que hasta hace pocos años era responsable de las relaciones de la Santa Sede con los Estados, fue desgranando las diversas cuestiones implícitas en el título de su conferencia: qué se entiende por poder político, la aplicación al derecho internacional del adagio pacta sunt servanda, el justo equilibrio de las naciones en los organismos internacionales como requisito para el mantenimiento de una paz duradera, la definición de guerra justa, la cuestión del desarme, el respeto de los derechos humanos, etc., para concluir que la Santa Sede no es un Estado como los otros: es un “compañero de ruta”, “la voz que la conciencia humana espera, que no pretende vencer sino convencer”; sólo se le puede considerar como una potencia si, con Pascal, se admite que “lo propio de la potencia es proteger”.

En el turno de preguntas hubo tiempo para tratar de las raíces cristianas de Europa, la democracia como forma de gobierno y la situación de los cristianos en países en conflicto. No faltaron preguntas sobre Benedicto XVI. Refiriendo algo que había oído a una mujer romana, el Card. Tauran dijo: “nuestro nuevo Papa es extraordinario, dice cosas muy profundas y se le entiende todo”.

Romana, Nº 41, Julio-Diciembre 2005, p. 326-327.