envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Quito (Ecuador) Congreso sobre las ventajas de la educación diferenciada

El 24 y el 25 de octubre se desarrolló en Quito un Congreso Internacional sobre Educación Diferenciada organizado por el Colegio Intisana, que en esos días celebraba su cuadragésimo aniversario. Expusieron invitados de España, Uruguay y Ecuador, y asistieron —además de profesores y padres de familia— numerosos directivos de colegios de México, El Salvador, Colombia, Perú y Ecuador.

María José Soler, del Instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo, después de describir la diversidad estructural, funcional y hormonal del cerebro del hombre y de la mujer, destacó “la importancia de que los docentes sean conscientes de las diferencias entre los sexos y de cómo no se les puede exigir lo mismo y de idéntica forma a varones y niñas. Los centros de educación diferenciada brindan la posibilidad de una educación adaptada a la psicología propia de cada sexo, acomodando las técnicas pedagógicas a las necesidades específicas de cada uno”.

Josep Maria Barnils, de la European Association for Single Sex Education (EASSE), resumió los avances del movimiento por la educación separada, subrayando que se trata de una causa que en Europa y Norteamérica atraviesa transversalmente las más diversas corrientes políticas.

Por su parte, Fernando Chapresto, del Colegio Torremar de Guayaquil, expuso sus experiencias en el ámbito docente, que le obligan a constatar que en la educación diferenciada los problemas de indisciplina y de abandono escolar registran una incidencia menor que en la mixta.

Romana, Nº 43, Julio-Diciembre 2006, p. 243.