envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Actos conmemorativos en honor de San Josemaría

Estrasburgo: exposición “Descubrir a un santo”

En la iglesia de Saint Pierre-le-Jeune catholique, de Estrasburgo, la asociación Les Amis de Josémaria Escriva organizó una exposición con posters sobre la vida y el mensaje del Fundador del Opus Dei. Durante los tres días de la exposición, del 9 al 11 de enero, los visitantes pudieron ver, además, algunos documentales filmados sobre San Josemaría y el Opus Dei. Para la preparación del evento se tomó contacto tanto con el clero católico como con ministros luteranos (cerca de la iglesia católica que hospedó la exposición hay otra iglesia luterana homónima). En unos y otros se encontró muy buena acogida.

000

La ciudad más austral del mundo

Ushuaia (Argentina), la población más cercana al Polo Sur, ha dedicado una calle a San Josemaría. Capital de la extensa provincia de Tierra de Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, la ciudad de Ushuaia se encuentra a orillas del Canal de Beagle y cuenta con unos 45.000 habitantes. Con ella son más de una decena las localidades argentinas que tienen a San Josemaría en su callejero.

000

Exposición en Burgos

En Burgos (España), la sala de exposiciones del antiguo Consulado del Mar ha acogido, del 9 al 18 de enero, la muestra San Josemaría Escrivá: su época de Burgos.

La exposición, colofón de los actos que, durante el año 2008, han conmemorado el 70º aniversario de la estancia del Fundador del Opus Dei en la ciudad castellana, ha sido organizada por la Asociación Arlanza y coordinada por María Jesús Coma. Incluía paneles explicativos, recuerdos de la época y otros documentos y objetos de interés.

En el acto de inauguración, que contó con la presencia del Arzobispo de la ciudad, Mons. Francisco Gil Hellín, el historiador Constantino Ánchel, del Centro de Documentación y Estudios San Josemaría Escrivá de Balaguer (Pamplona), puso de relieve algunos de los hechos más destacados de la vida de San Josemaría en la llamada época de Burgos. Fue en Burgos, por ejemplo, donde terminó de componer Camino. En la exposición se mostraron algunos ejemplares de la primera edición de ese libro, el más conocido de San Josemaría, y entre ellos uno dedicado por el autor en 1941 a los monjes del monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos, donde tres años antes había hecho unos ejercicios espirituales. También en aquella época comenzó San Josemaría su tesis doctoral sobre la jurisdicción cuasi episcopal de la Abadesa del Monasterio de las Huelgas, que luego había de dar lugar a otros viajes suyos a Burgos desde Madrid.

San Josemaría vivió en Burgos del 8 de enero de 1938 al 27 de marzo de 1939, es decir, durante los quince últimos meses de la guerra civil española (1936-1939), después de haber trascurrido como sacerdote clandestino en Madrid los quince primeros y de haber abandonado la zona donde había persecución religiosa, en una larga travesía por los Pirineos, a finales de 1937.

000

Cerdeña: la ciudad de Nuoro dedica una plaza a San Josemaría

Acogiendo la petición de algunos ciudadanos, el Consejo Municipal de Nuoro, capital de la provincia de la parte occidental de la isla de Cerdeña, decidió, en noviembre de 2008, dedicar una plaza a san Josemaría Escrivá de Balaguer.

En la ceremonia de dedicación, que ha tenido lugar el 28 de marzo de este año, han participado el Obispo de Nuoro, Mons. Pietro Meloni, y el Teniente de alcalde, Ivo Carboni. Han puesto una nota de color algunos chicos y chicas vestidos con los antiguos trajes tradicionales típicos de la ciudad.

Otras ciudades italianas que en el primer semestre de 2009 han incluido a San Josemaría en su toponimia local son Arese (provincia de Milán) y Santa María Capua Vetere (Caserta), que le han dedicado una calle. En Minturno (Latina) ha sido oficialmente inaugurado, con un solemne acto público animado por la banda municipal, el Parco San Josemaría Escrivá, un sugestivo parque en la ladera de un promontorio que cae sobre el mar Tirreno. La ceremonia religiosa fue oficiada por el Card. Julián Herranz.

000

Una parroquia en Madrid

La Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer fue erigida por el Arzobispo de Madrid, Card. Antonio María Rouco, el 5 de junio de 2007. “La mejor atención pastoral del barrio de Valdemarín, separado por la carretera Nacional VI del núcleo de la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca, así como el previsible crecimiento urbanístico de la zona, aconsejaron iniciar el Expediente para la creación de una nueva Parroquia desmembrada de la misma”, rezan las primeras líneas del Decreto de erección de la Parroquia. Y a continuación prosigue: “Vistos los informes favorables del Rev. Señor Cura Párroco y Arcipreste, así como el del Ilmo. Sr. Vicario Episcopal y oído el parecer del Consejo Presbiteral (c. 515, & 2º) que, en sesión de fecha 29 y 30 de marzo, emitió su voto favorable, por el presente DECRETO la creación de la Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer, en Madrid”.

En octubre de aquel año, el Cardenal nombró párroco y vicario a dos sacerdotes, Juan Enrique Miralbell y Raimundo Romero, de la Prelatura del Opus Dei.

La parroquia fue inaugurada unos meses después, el 17 de febrero de 2008, con una concelebración eucarística que presidió el Vicario Episcopal de la zona, Mons. José Luis Huéscar Cañizal, y en la que también participaron los dos sacerdotes de la parroquia, el Arcirpeste de Aravaca-Pozuelo y el anterior párroco de la comunidad (es decir, el de la parroquia de la Asunción).

Por último, el 17 de mayo de 2009 ha sido inaugurado un templo provisional prefabricado de esbelta arquitectura. Con él se ha puesto fin a una etapa itinerante en la que la parroquia había tenido que servirse de locales de fortuna: los actos de culto, por ejemplo, habían venido celebrándose en las capillas de dos residencias de ancianos; las clases de catequesis para niños, en una guardería, etc. Las comunidades religiosas del territorio de la parroquia han colaborado asimismo, en estos primeros meses, con gran generosidad.

000

San Josemaría en la Basílica de Luján

La Basílica de Luján, a 70 km. de Buenos Aires, es el centro de devoción mariana más popular de Argentina. El 12 de junio de 1974, San Josemaría acudió allí a rezar a la Virgen.

El viernes 12 de junio de 2009, en el aniversario de aquella visita del Fundador del Opus Dei a Nuestra Señora de Luján, ha sido entronizada en un altar lateral de la Basílica una imagen de San Josemaría. La estatua, esculpida en mármol de Carrara, es obra de Orio Dal Porto, un artista de origen italiano. Muestra al santo con los brazos abiertos y las palmas hacia arriba; está revestido con los ornamentos sacerdotales y esboza una suave sonrisa.

El Arzobispo de Mercedes-Luján, Mons. Agustín Radrizzani, presidió la ceremonia y recordó la visita a Argentina del Fundador del Opus Dei en 1974: “A punto de partir, el 26 de junio de 1974 —un año antes de su tránsito al Cielo—, conmovido y lleno de agradecimiento a Dios y a la Virgen, se despedía de miles de personas que lo escuchaban emocionados, diciendo: 'Yo tengo hambre de quedarme con vosotros. Y cuando me vaya me quedaré a los pies de Santa María de Luján; ahí dejo mi corazón' (...). Hoy, al recibir y bendecir la imagen de San Josemaría que se queda junto a nuestra Madre, de algún modo se cumplen estas palabras llenas de amor: vino, se fue, y volvió para quedarse. Podremos así contar con su intercesión unida a la omnipotencia suplicante de la Virgen de Luján cada vez que vengamos a verla, y les pediremos que nos ayuden a los que aquí estamos, a nuestras familias y a todos los peregrinos que pasen por el Santuario, a ser felices en la tierra santificando nuestra vida cotidiana y sirviendo a los demás —en especial a los más necesitados—, y a alcanzar el Cielo”.

El coro del Colegio Buen Consejo, un centro escolar impulsado por fieles y cooperadores de la Prelatura en una zona marginal de Buenos Aires, acompañó con sus cantos el desarrollo de la ceremonia.

Romana, Nº 48, Enero-Junio 2009, p. 122-125.