envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Monterrey (México): Humanizando la tecnología

Situado en una de las ciudades del noreste mexicano con mayor industria, el Centro Panamericano de Humanidades (CPH) se propone como uno de sus objetivos la humanización de la tecnología. Como ha sucedido en todo el mundo, la tecnología ha ido ganando terreno, tanto en el ámbito de la enseñanza como en el de la empresa, en detrimento de los aspectos humanísticos, que son igualmente vitales. Para promover la sensibilidad hacia las humanidades, arrancó hace dos décadas el CPH, con 40 empresarios interesados en profundizar en sus conocimientos éticos. El primer programa que se puso en marcha fue “Valores y Cultura de Occidente”, que trató temas como la importancia de la formación intelectual, o la historia de las ideas y valores a lo largo de los siglos. En la actualidad, más de 600 personas pasan cada semana por las aulas del CPH. Casi todas las tardes y noches se ofrecen cursos para empresarios, profesionales de la educación y otras personas interesadas en mejorar su cultura; en la mañana se organizan grupos para personas atraídas por la Filosofía.

En el contexto del Encuentro Internacional de las Familias que se llevó a cabo el año pasado en México, CPH organizó el evento “La respuesta es la familia”, que contó con más de 400 participantes, entre los que se encontraban profesores de diversas universidades y varios directivos de institutos que promueven la familia; la clausura corrió a cargo del Card. Francisco Robles, Arzobispo de Monterrey. En la actualidad, CPH ofrece dos Maestrías: una en Estudios Humanísticos, y otra en Antropología y Ética. También promueve el boletín “Intelecto”.

Romana, Nº 49, Julio-Diciembre 2009, pag. 359.