envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Mensaje con motivo del terremoto en Chile (27-II-2010)

Tras el terremoto y el maremoto que sacudieron una buena parte de Chile y que costaron la vida a centenares de personas, además de dejar numerosos daños materiales, el Prelado del Opus Dei envió una carta a los fieles de la Obra y a los cooperadores de ese país, pidiendo especialmente sufragios abundantes por las víctimas de los desastres naturales y para comunicarles que estaba haciendo la misma petición a muchas otras personas. Escribía: “Rezo –y pido oraciones a quienes están conmigo– por las personas que hayan padecido algún daño físico, y también por las pérdidas materiales. Imploremos a Dios que no entre la desesperación en los que sufren”.

De modo particular, ha invitado a los fieles y cooperadores del Opus Dei a que se pongan al servicio de sus conciudadanos, con su propio trabajo, con solicitud cristiana y con su oración. Y, siempre que sea posible, “uniéndose personalmente a las organizaciones de auxilio” que se están promoviendo desde el Gobierno, desde la Iglesia y desde la sociedad civil. En esta situación de extrema necesidad, Mons. Javier Echevarría ha animado especialmente “a que la gente joven colabore secundando lo que planeen las autoridades del país”.

“Pido al Señor que sostenga a todos –escribe el Prelado-, también a los socorredores. Pensemos que es una ocasión muy propicia para dar cumplimiento al mandato de caridad que nos predicó Jesucristo. La caridad que se viva ahora hay que ponerla en práctica siempre con los que tengamos cerca, y amando de verdad a toda la población”.

Romana, Nº 50, Enero-Junio 2010, pag. 164.