envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

25 años del Instituto de Ciencias Religiosas en el Apolinar, Roma

Todo cristiano tiene el deber de participar activamente en la vida pública, de acuerdo con “las formas posibles y convenientes para cada uno”, afirmó el cardenal Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, durante el acto conmemorativo del XXV aniversario del “Istituto Superiore di Scienze Religiose all’Apollinare” (ISSRA), que se celebró el pasado 12 de noviembre en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. En la reunión también tomó parte el profesor Sergio Belardinelli, de la Universidad de Bolonia, que habló sobre “Los espacios de la religión en la sociedad postmoderna”. De acuerdo con el investigador, “en un mundo donde no parece haber ninguna diferencia entre la verdad y el error, o peor aún, entre la verdad y la mentira, resulta primordial la tarea de mantener viva la idea misma de verdad”.

Durante el acto académico se presentó la nueva maestría en “Religión y Sociedad”, de dos años de duración, que comenzará en enero de 2012. El profesor Marco Porta, director del Instituto de la Universidad de la Santa Cruz, comentó que el Máster iba a prestar especial atención “a la crisis actual de la antropología, de la ética y de la política”, además de otras cuestiones cruciales como las que plantea “el multiculturalismo, el pluralismo religioso y la relación entre Magisterio y los laicos que participan activamente en la vida pública”.

La Jornada continuó con la proyección de una exposición fotográfica sobre la historia del Instituto y los testimonios de algunos estudiantes que se han formado allí. Para concluir, Mons. Angelo Vincenzo Zani (subsecretario de la Congregación para la Educación Católica), celebró la Santa Misa en la Basílica de San Apolinar.

Romana, Nº 53, Julio-Diciembre 2011, p. 314.