envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Palabras al finalizar la Jornada Mundial de las Familias de Milán (3-VI-2012)

Al concluir la VII Jornada Mundial de las Familias celebrada en Milán (Italia), el 3 de junio, el prelado del Opus Dei hizo la siguiente declaración:

Agradezco al Señor estos días de gracia que han tenido lugar en Milán junto al Santo Padre.

Saber al Papa alegremente inmerso entre una diversidad de centenares de miles de familias, provenientes de todo el mundo, me ha hecho pensar en la Iglesia y en su unidad como familia de los hijos de Dios: todos distintos, pero todos unidos por la filiación al mismo Padre.

Durante el encuentro se ha podido palpar una vez más cómo la familia representa la fundamental escuela de amor, comprensión, fidelidad, paz. Estoy seguro de que estos hogares cristianos “luminosos y alegres” –como le gustaba llamarlos a san Josemaría– sabrán propagar en todos los lugares de la tierra los frutos abundantes de este Encuentro Mundial con el Sucesor de Pedro.

Romana, Nº 54, Enero-Junio 2012, p. 80.