envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Los cooperadores del Opus Dei: una lámpara encendida

La Oficina de Información del Opus Dei ha editado una breve publicación en la que se explica qué es un cooperador y cómo puede ayudar y ser ayudado, y en la que se recogen muchos testimonios de personas de los cinco continentes.

Los cooperadores del Opus Dei constituyen una asociación unida a la Prelatura y, sin pertenecer al Opus Dei, participan en sus apostolados de muy diversas maneras. Desde todos los países ayudan con su oración, con sacrificios, con sus ocupaciones profesionales y con su esfuerzo económico.

El sello de la asociación de cooperadores del Opus Dei refleja su misión: una cruz y una lámpara encendida, similar a las que se encuentran en las catacumbas cristianas. En el texto introductorio del folleto, el Prelado del Opus Dei dice:

“En una parábola del Evangelio, la lámpara encendida simboliza la luz de la fe que se manifiesta en las obras buenas (Mt 25, 1-13).

El mundo siempre estará necesitado de hombres y mujeres que se propongan dar la luz de Cristo y siembren –con obras de caridad– la paz y la alegría. Pido a Dios Nuestro Señor que cada uno de los cooperadores sepa dejar una estela de concordia y de servicio a la sociedad.

Gracias a Dios, son muchas las iniciativas educativas y sociales que han surgido en tantos lugares por la colaboración de los miembros del Opus Dei, de los cooperadores y de muchas otras personas de buena voluntad. También en los próximos años será necesario estudiar y poner en marcha otras iniciativas, encaminadas al servicio de necesidades locales específicas, que sean —al mismo tiempo— un punto de referencia cultural, social y espiritual.

Al rezar cotidianamente por los cooperadores, como hacen todos en el Opus Dei, pido a Dios que premie su generosa ayuda, para que puedan conocer cada vez mejor la Verdad consoladora de Cristo.”

Romana, Nº 54, Enero-Junio 2012, p. 140.