envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

La parroquia de san Josemaría en Madrid cumple cinco años

La parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer, situada en Aravaca (Madrid) ha cumplido cinco años. Constituida en junio de 2007, comenzó su andadura con el apoyo de tres instituciones asistenciales –un hospital y dos residencias de ancianos– que facilitaron sus locales para la celebración de la Santa Misa y para otras necesidades pastorales.

El 7 de enero de 2009 comenzaron las obras del templo provisional, con capacidad para unas trescientas personas. Construido gracias a la ayuda de muchas familias e instituciones, se usará durante unos años, mientras se consiguen los recursos necesarios para edificar la iglesia definitiva. Fue inaugurado el 17 de mayo de ese mismo año, coincidiendo con el aniversario de la beatificación del fundador del Opus Dei. Está dotado de varios locales que amplían el aforo en caso de necesidad y que se usan también como lugares de reunión para catequesis, charlas, etc.

El presbiterio está presidido por un retablo en el que cada escena está inspirada en una jaculatoria o frase de la Escritura en que san Josemaría veía sintetizados de algún modo el espíritu y la misión que el Señor le confió. En esta sede provisional hay dos confesionarios, y siempre que el templo está abierto hay algún sacerdote disponible para administrar el sacramento del perdón.

Además de la celebración de la Santa Misa y de la administración de otros sacramentos, la parroquia ofrece numerosas actividades: catequesis para niños, jóvenes y adultos, cursos de orientación familiar, grupos de voluntariado social y una bolsa de trabajo, que hasta ahora ha conseguido un empleo a setenta personas. Todos los jueves, después de la Misa de ocho y media de la tarde, se expone al Santísimo en la custodia.

Se sigue recordando en la parroquia la visita que el prelado del Opus Dei hizo el 5 de julio de 2009, aprovechando unas breves horas de escala en Madrid.

Romana, Nº 54, Enero-Junio 2012, p. 127-128.