envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Centenario del nacimiento del Siervo de Dios José María Hernández Garnica

El 17 de noviembre ha comenzado el centenario del nacimiento del Siervo de Dios José María Hernández Garnica, actualmente en proceso de canonización. Es uno de los primeros sacerdotes de la prelatura del Opus Dei, que contribuyó a difundir el mensaje de la santificación de la vida ordinaria por toda Europa.

El acto inaugural del centenario tuvo lugar el 18 de noviembre en la Facultad de Comunicación Blanquerna (Barcelona), de la Universidad Ramón Llull, cercana a la iglesia de Santa María de Montalegre –organizadora del acto– donde se conservan los restos mortales del Siervo de Dios. Se proyectó el reportaje “Por los caminos de Europa”, que reúne un perfil biográfico de José María Hernández Garnica, en el que se recogen testimonios de su fama de santidad. A continuación se dió paso a una conferencia que llevaba por título “El valor de la fidelidad”, a cargo del Rev. José Carlos Martín de la Hoz, postulador de la causa de beatificación del Siervo de Dios, que fue seguida de un vivo coloquio.

Una de las ideas que surgieron se puede sintetizar en una frase: «Donde hay santos, surgen santos», pues se puso en evidencia la relación que tuvo con san Josemaría y también con Álvaro del Portillo –que pronto será beatificado– con quien, junto a José Luis Múzquiz, recibió la ordenación sacerdotal en 1944. Los tres eran ingenieros –Álvaro y José Luis, de caminos, y José María, de minas– y doctores en distintas facultades universitarias. El Rev. José Carlos Martín de la Hoz glosó el contenido de algunas cartas entre estos tres sacerdotes, especialmente las cruzadas entre Álvaro del Portillo y José María.

También intervino en el acto el rector de la iglesia de Santa María de Montalegre, el Rev. Francesc Perarnau, que se refirió a los numerosos fieles que visitan la tumba del Siervo de Dios y que recurren a su intercesión, pidiéndole favores.

Romana, Nº 57, Julio-Diciembre 2013, p. 303.