envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Ingreso solemne del prelado en la iglesia prelaticia

El 27 de enero, Mons. Fernando Ocáriz realizó su ingreso solemne en la iglesia prelaticia de Santa María de la Paz.

Antes de la celebración eucarística, se recogió en oración en la capilla del Santísimo Sacramento y en la cripta donde se encuentran los restos mortales de los anteriores prelados: el beato Álvaro del Portillo y Mons. Javier Echevarría.

A las puertas de la iglesia prelaticia, Mons. Fernando Ocáriz fue recibido por Mons. Guillaume Derville, que le dio a besar un crucifijo y le ofreció un aspersorio con agua bendita.

A continuación el prelado se dirigió a la sacristía para revestirse con los ornamentos y disponerse a la Santa Misa, en la que concelebraron Mons. Mariano Fazio, vicario general; el Rev. Antoni Pujals, vicario secretario central y los sacerdotes Guillaume Derville, Ignacio de Celaya, José Javier Marcos y José Andrés Carvajal.

Tras la veneración del altar, bajo el que reposan los restos sagrados de san Josemaría, el prelado se situó en la cátedra y el vicario general lo saludó con las palabras que recogemos a continuación.

Romana, Nº 64, Enero-Junio 2017, pag. 22.