envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Proseguimiento y conclusión del Congreso

Una vez elegido el prelado, los congresistas se reunieron durante varios días para la designación de los integrantes de los respectivos consejos centrales que asisten al prelado en el gobierno. También examinaron el estado de la Prelatura y de las actividades apostólicas en todo el mundo. Las propuestas fueron estudiadas en sesiones plenarias, que determinan las directrices para el gobierno de la Prelatura durante el periodo de ocho años que se abre hasta el siguiente Congreso general ordinario.

Nombramiento del vicario general y del vicario secretario central

El 25 de enero, con el parecer favorable de los miembros del Congreso general electivo, Mons. Fernando Ocáriz nombró vicario general del Opus Dei a Mons. Mariano Fazio y al sacerdote Antoni Pujals  Ginebreda, vicario secretario central.

—Mons. Mariano Fazio

Nació en Buenos Aires, el 25 de abril de 1960. Es licenciado en Historia por la Universidad de Buenos Aires y doctor en Filosofía por la Universidad Pontificia de la Santa Cruz. Recibió la ordenación sacerdotal en 1991.


De 1996 a 2002, fue el primer decano de la Facultad de Comunicación institucional de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma) y, de 2002 a 2008, rector de esa universidad.

Fue vicario del Opus Dei en Argentina, Paraguay y Bolivia. En diciembre de 2014 fue nombrado vicario general del Opus Dei por el entonces prelado, Mons. Javier Echevarría.

Es autor de numerosas publicaciones de Historia y de Filosofía.

—D. Antoni Pujals Ginebreda

Nació en Terrassa (Barcelona, 1955). Realizó la carrera de Derecho en la Universidad de Barcelona. Posteriormente, se trasladó a Roma para completar sus estudios de Teología. Desde 1980 hasta 2002 trabajó en la sede central del Opus Dei, junto a Mons. Álvaro del Portillo y Mons. Javier Echevarría.

Obtuvo el doctorado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad de la Santa Cruz con un trabajo titulado La relación jurídica de incardinación según el Código de 1983.

Desde 2002 hasta 2016 ha sido vicario del Opus Dei en Cataluña.

Constitución de los consejos que asisten al prelado

En el transcurso del Congreso, el nuevo prelado nombró a los miembros de los organismos que le asisten en el gobierno pastoral de la Prelatura, el Consejo general y la Asesoría Central.


—Consejo General

Durante el Congreso general de varones, Mons. Fernando Ocáriz nombró tres vicesecretarios, un prefecto de estudios y un administrador general para la atención de los distintos ámbitos de la labor formativa y apostólica de los hombres del Opus Dei: iniciativas con la juventud, evangelización de la familia, formación teológica y espiritual, etc. Se trata de: Javier de Juan Pardo (Albacete, España, 1975), vicesecretario; Carlos Cavazzoli (Buenos Aires, Argentina, 1962), vicesecretario; Matthew Anthony (San Luis, Estados Unidos, 1981), vicesecretario; Luis Romera Oñate (Barcelona, España, 1962), prefecto de estudios; y Julien Nagore (nacido en Pamplona en 1951 y residente en París desde la juventud), administrador general.

Han sido igualmente nombrados los delegados regionales en las diversas circunscripciones en que se divide geográficamente el trabajo apostólico de la Prelatura, que actualmente son 49. Proceden de más de 30 naciones.

—Asesoría Central

Con la aprobación de las congresistas participantes en el Congreso general de las mujeres de la Prelatura, Mons. Fernando Ocáriz nombró a Isabel Sánchez Serrano (Murcia, España, 1969) como secretaria central, y a María Díaz Soloaga (Madrid, España, 1970), como secretaria de la Asesoría.

Para la atención de los distintos ámbitos de la labor formativa y apostólica con jóvenes, familias, iniciativas educativas y sociales, etc. el prelado nombró vicesecretarias a Nicola Waite (Oxford, Gran Bretaña, 1979), Carla Vassallo (Palermo, Italia, 1976) y Kathryn Elise Plazek (Pittsburgh, Estados Unidos, 1988); a Susana López Palomo (León, España, 1971) y María do Rosário Falção Líbano Monteiro (Lisboa, Portugal, 1960), como prefectas de estudios y de auxiliares respectivamente, y a Inocencia Fernández Fernández-Mayoralas (Madrid, España, 1954), procuradora central para administración de recursos.

Además, fueron nombradas las delegadas regionales en las diversas circunscripciones en que se divide geográficamente el trabajo apostólico de la Prelatura.

—Otros nombramientos

Una vez concluido el congreso, el prelado ha nombrado al sacerdote Javier Yániz Fernández (Barcelona, España, 1976) director espiritual y a Mons. Carlos Nannei (Santa Fe, Argentina, 1945) procurador ante la Santa Sede. Ambos colaboran directamente con el Consejo. El director espiritual ayuda al prelado en la orientación espiritual de los fieles de la Prelatura y en cuestiones de formación doctrinal y litúrgica. Entre sus cometidos está el acompañamiento a los socios de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. Por su parte, el procurador se ocupa más directamente de las relaciones de la Prelatura con la Santa Sede.


Conclusión del Congreso

Como expresó el nuevo prelado en una carta pastoral fechada el 14 de febrero, que se recoge íntegramente en la sección Del Prelado, el Congreso ha querido dejar constancia del agradecimiento al Papa Francisco por, «entre otras muchas cosas, el Año jubilar de la misericordia, su ejemplo de piedad y de austeridad, el impulso apostólico que está dando al mundo entero, su cercanía con las personas, especialmente las más necesitadas». Una gratitud particular nace del hecho que «en el marco de su ministerio petrino, haya tomado la decisión de beatificar a don Álvaro». «El Congreso ha querido hacer constar también su reconocimiento al Papa por confirmarme como sucesor de san Josemaría, del beato Álvaro y de don Javier al frente de la Obra, y nombrarme así, el mismo día de mi elección, prelado del Opus Dei», escribe Mons. Fernando Ocáriz en esa misma carta.

Por otra parte, los congresistas expresaron su reconocimiento y afecto hacia Mons. Javier Echevarría. Así lo expresaba el prelado en la carta pastoral: «Don Javier fue un buen hijo de Dios siendo un hijo fiel de san Josemaría. Esa fidelidad fue la razón de ser de su vida. El Congreso general da gracias a Dios por la vida y las enseñanzas de quien fue nuestro prelado desde 1994 a 2016. También se ha hecho eco del deseo, por parte de todos los fieles de la Prelatura, los socios de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz y los cooperadores, de subrayar el amor de don Javier a la Iglesia y a esta porción del Pueblo de Dios que es el Opus Dei. Don Javier ha dejado un fecundo ejemplo de caridad pastoral, que se expresaba en la unión con el Santo Padre y con todos sus hermanos en el colegio episcopal, en su celo por las almas y en su activa solicitud por los enfermos y más necesitados. Por eso, seguro de que os alegrará saberlo, dejo aquí constancia de la opinión general de los miembros del Congreso, y de tantas otras personas, acerca de la conveniencia de recoger recuerdos y testimonios sobre don Javier, su vida entregada y sus enseñanzas».

Como recoge esa carta pastoral, los congresistas reconocieron con agradecimiento la dedicación de quienes acompañaron estrechamente —como custodes— a Mons. Javier Echevarría durante los últimos 22 años, al igual que «la gran ayuda que prestan los fieles mayores o enfermos, con el ofrecimiento alegre y sencillo de sus limitaciones, para seguir impulsando la labor de evangelización que la Obra desarrolla en todo el mundo». Gratitud expresa también hacia el trabajo que desarrollan las Administraciones de los centros de la Prelatura y hacia quienes «a lo largo de estos años, han ido a comenzar la labor apostólica en nuevos países, dejando su lugar de origen para ayudar a hacer la Obra en otras latitudes».

Las otras conclusiones del Congreso plantean modos y enfoques para fomentar la vida espiritual de los fieles de la Prelatura, teniendo en cuenta el contexto y la sensibilidad actual, así como retos formativos y de evangelización en los campos de la familia, la educación, la juventud, los enfermos y las personas más necesitadas, entre otros.

Todas las conclusiones sobre estos aspectos quedan recogidos en la carta pastoral del 14 de febrero, que se reproduce en este volumen de Romana.

Romana, Nº 64, Enero-Junio 2017, pag. 17-20.