envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Mons. Jaume Pujol confiere la ordenación sacerdotal a dos diáconos de la Prelatura, santuario de Torreciudad, España (3-IX-2017)

El arzobispo de Tarragona, Mons. Jaume Pujol, confirió el presbiterado a Ginés José Pérez Almela y Arturo Garralón, dos fieles agregados de la Prelatura. La ceremonia tuvo lugar el 3 de septiembre en el santuario de Torreciudad (España).

Mons. Jaume Pujol animó a los nuevos presbíteros a «entregarse al servicio de todas las almas», «haciendo de la propia vida una donación total». Con palabras de san Josemaría, recordó que los sacerdotes se ordenan «para servir, no para mandar, no para brillar», sino para entregarse, «en un silencio incesante y divino, al servicio de todas las almas».

El arzobispo les exhortó también a ser «buenos pastores» y «continuadores» de «la misión salvadora de Cristo», conscientes de que «el sacerdote que sale poco de sí mismo, en lugar de ser mediador se convierte poco a poco en intermediario, en gestor», como dice el Papa Francisco.

Mons. Pujol pidió oraciones por las vocaciones sacerdotales en todo el mundo y por la fidelidad de todos los ministros sagrados. Al mismo tiempo, señaló que «es urgente que muchos laicos se abran generosamente a su llamada específica a la santidad».

Los nuevos presbíteros estuvieron acompañados por el prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, así como por numerosos familiares, amigos y antiguos compañeros de profesión.

Arturo Garralón, vecino de Guadalajara (España), es licenciado en Economía y trabajó durante quince años en el mundo bancario. Realizó los estudios teológicos en la Universidad de Navarra, donde está acabando una tesis doctoral sobre fray Luis de León. Celebró su primera Misa solemne el 10 de septiembre en la parroquia Beata María de Jesús de Guadalajara.

Ginés José Pérez, de Murcia (España), estudió Magisterio y fue profesor durante tres décadas. En 2012 se trasladó a la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra para completar su formación teológica. Actualmente trabaja la tesis doctoral sobre «El Matrimonio, una vocación a la santidad».

Romana, Nº 65, Julio-Diciembre 2017, p. 336.