envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Mensaje del 1 de septiembre

Procuremos ofrecer la oración y penitencia que el Santo Padre ha pedido a todos en su reciente «Carta al Pueblo de Dios». Amemos más y más a la Iglesia y al Papa. Nos puede ayudar recordar que la Iglesia no es solo el conjunto de los hombres y mujeres que a ella nos hemos incorporado sino, sobre todo, como explicaba san Josemaría, es «Cristo presente entre nosotros; Dios que viene hacia la humanidad para salvarla, llamándonos con su revelación, santificándonos con su gracia, sosteniéndonos con su ayuda constante, en los pequeños y en los grandes combates de la vida diaria» (Es Cristo que pasa, n. 131).


Estamos ya muy cerca del 90º aniversario del día en que el Señor hizo ver la Obra a san Josemaría. Para prepararnos, busquemos redescubrir, con nueva profundidad y deseos de conversión, la fuerza de la llamada personal que Dios nos dirige.


Os pido oraciones por los nuevos sacerdotes que recibirán mañana la ordenación, y por el Sínodo que tendrá lugar en el mes de octubre.


Torreciudad, 1 de septiembre de 2018

Romana, Nº 67, Julio-Diciembre 2018, p. 283-284.

Enviar a un amigoEnviar a un amigo