envelope-oenvelopebookscartsearchmenu

Devoción en el mundo

En el Seminario de San Carlos de Zaragoza (España)


El 1 de diciembre tuvo lugar, en lo que fue el seminario de san Francisco de Paula, la bendición de una placa conmemorativa, que la dirección de la actual casa sacerdotal quiso colocar para recordar que allí el fundador del Opus Dei «vivió, se formó y se ordenó».


En el actual inmueble de la casa sacerdotal de san Carlos, tuvo su sede el antiguo seminario de san Francisco de Paula, desde su fundación en 1886 hasta su extinción en 1951. Allí, el 28 de septiembre de 1920, ingresó el joven seminarista Josemaría Escrivá, proveniente del Seminario de Logroño, y allí permaneció hasta su ordenación sacerdotal.


Tras la ceremonia de bendición de la placa se celebró la Misa en la iglesia de san Carlos, presidida por el Rev. Carlos Palomero, director de la residencia sacerdotal, y en la que concelebró el actual vicario de la delegación del Opus Dei en Zaragoza, el Rev. Pablo Lacorte.


En los casi cinco años de su permanencia en el Seminario de san Francisco de Paula, Josemaría Escrivá recibió todas las Ordenes Sagradas. El 28 de marzo de 1925, recibió en ese mismo lugar el presbiterado de manos de Mons. Miguel de los Santos Díaz Gómara, presidente entonces de ese Real Seminario Sacerdotal.


Simposio sobre la Familia y san Josemaría en Liubliana (Eslovenia)


El 6 de octubre de 2018 se organizó en Liubliana un Simposio sobre la Familia y san Josemaría. Hubo tres conferencias impartidas por el reverendo José Luis González Gullón, Actualidad del pensamiento de san Josemaría sobre la familia; la profesora Nuria Chinchilla, Señores de nuestro destino y Dugtual Derville, La familia, columna de la ecología humana. Por la tarde se celebró una mesa redonda titulada Las soluciones de los desafíos de la familia que se presentan en Eslovenia. En el Simposio participaron un centenar de personas, la mayoría jóvenes.


Cuadros en la parroquia de San Josemaría en Valencia (España)


El domingo 30 de septiembre, en la parroquia San Josemaría, se celebró una Eucaristía solemne en acción de gracias por los 90 años de la fundación del Opus Dei. Estuvo presidida por el arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares.


Tras la Misa se bendijeron dos cuadros con representaciones de san Josemaría y del beato Álvaro, que se colocarán para su veneración en una de las capillas. También se inauguró una exposición con testimonios de diferentes fieles del Opus Dei, hombres y mujeres, que se encuentran en proceso de canonización.


Palabras de san Josemaría en un mural pintado por 2.000 alumnos


«Se pasó el tiempo de dar perras gordas y ropa vieja; hay que dar el corazón y la vida». Hace medio siglo que san Josemaría dirigía estas palabras a quienes le acompañaban durante su primera visita a las instalaciones del colegio Tajamar.


Sus palabras quedaron grabadas en la memoria del personal docente y de las familias del barrio de Vallecas que le acompañaban, e incluso se conserva algún archivo sonoro del encuentro. Para celebrar el 60 aniversario del centro educativo, el equipo directivo decidió pintarlas en uno de sus muros de más de cuarenta metros, plasmado por sus 2.000 alumnos, bajo la experta mirada del equipo de artistas callejeros Boa Mistura.


La frase de san Josemaría, colocada en el muro junto al campo de fútbol, será contemplada por las sucesivas generaciones de alumnos de Tajamar cada vez que acudan a jugar. El lema «hay que dar el corazón y la vida» formará parte de su entorno cotidiano.

Romana, Nº 67, Julio-Diciembre 2018, p. 292-294.

Enviar a un amigoEnviar a un amigo